La cara externa de un edificio es como la piel de nuestro cuerpo. Las hay de varios tipos y cada una necesita un cuidado diferente. Para que se conserve en buen estado y la construcción esté protegida de agentes externos, un buen mantenimiento de la fachada es clave. Te compartimos en este post cuatro consejos básicos para que luzca como nueva durante mucho más tiempo.
Read More